PROGRAMA VI

Primera Temporada 2020

ORQUESTA FILARMÓNICA DE
BOCA DEL RÍO

 

Jorge Mester
Director Artístico

Viernes 27 de marzo 20:00 horas.
Foro Boca

PROGRAMA VI

Manuel De Falla
“El amor brujo”, suite de ballet
-Introducción y escena - De los gitanos. La noche - Canción del amor dolido - El Aparecido - Danza del terror - El círculo mágico - Medianoche. Los sortilegios - Danza del ritual del fuego - Escena - Canción del fuego fatuo –Pantomima - Danza del juego del amor - Final. Las campanas del amanecer.

Duración aproximada: 26 minutos

Amadeo Vives
Fandango, de “Dona Francisquita”

Duración aproximada: 3 minutos

Isaac Albéniz
Sevilla, de la “Suite española” (orquestación de Rafael Frühbeck de Burgos)

Duración aproximada: 40 minutos

Joaquín Turina
Orgía, de “Danzas fantásticas”

Duración aproximada: 5 minutos

INTERMEDIO

Manuel De Falla
“El sombrero de tres picos”, suite No. 1
-Mediodía - Danza de la molinera - El Corregidor - Las uvas

Duración aproximada: 11 minutos

Manuel De Falla
“La vida breve”
-Danza No.1 – Intermezzo - Danza No. 2

Duración aproximada: 12 minutos

Manuel De Falla
“El sombrero de tres picos”, suite No. 2
-Danza de los vecinos (Seguidilla)-Danza del molinero (Farruca)-Danza final (Jota)

Duración aproximada: 12 minutos

Guillermo Villarreal, Director huésped

José Luis López-Antón

Guillermo Villarreal
Director huésped

"En el ámbito de la cultura musical latinoamericana, México ocupa un lugar prominente en el terreno de la creación y la interpretación del universo sonoro. En relación con el podio orquestal, el camino iniciado por el maestro Carlos Chávez y continuado con igual jerarquía por maestros como Herrera de la Fuente y Eduardo Mata -para limitar menciones-, sigue una tradición mantenida con el talento de los más jóvenes. Quiero referirme a Guillermo Villarreal, músico nato, quien inicia sus pasos dando muestra de una legítima vocación a través de su profunda sensibilidad y su visión intelectual del variado mundo de los sonidos, con enfático interés en el repertorio latinoamericano. Enhorabuena!”
    Harold Gramatges (1918-2008) Premio Iberoamericano de la Música “Tomás Luis de Victoria” Ha dirigido más de cincuenta agrupaciones profesionales de primer orden en México, Costa Rica, Estados Unidos y Cuba entre las que destacan: Sinfónica Nacional, Filarmónica de la UNAM, Sinfónica de Xalapa, Sinfónica del Estado de México, Filarmónica de Boca del Río, Sinaloa de las Artes, Sinfónica de la UANL, Filarmónica de Querétaro, Sinfónica del IPN y Filarmónica del Desierto de Coahuila en México. En Cuba su colaboración se extiende con la mayor parte de las orquestas de la Isla entre las que destacan: Sinfónica de Camagüey, Sinfónica de Holguín, Sinfónica de Matanzas y la Sinfónica de Oriente en Santiago de Cuba de la cual es su director honorario y asociado desde 1998.
    Doctor en Música con especialidad en musicología graduado en el Instituto Superior de Arte de la Habana, Cuba, cuenta con un amplio repertorio producto de más de 20 años de trabajo ininterrumpido. Es Líder de cuerpo académico, titular de la Sinfonietta UANL y profesor de tiempo completo en la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Asimismo, es desde el 2007 director artístico de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Nuevo León. Su trabajo ha sido reconocido con diversos reconocimientos: Premio Nacional de la Juventud (1997), Finalista en tres concursos nacionales de dirección orquestal y Premio a las Artes UANL (2006). Recientemente obtuvo por segunda ocasión la Beca de Creador Escénico con Trayectoria por el FONCA para el periodo 2019-2022.

Danzas Españolas

Danzas Españolas
Elba Cena (directora)

Es una escuela que desde 1998 y bajo la dirección de la reconocida maestra Elba Z. de Cena, imparte arte de alto nivel en Veracruz a través de la danza clásica española, el folklore español y el flamenco, contando con el reconocimiento y prestigio que le ha brindado el haber actuado su compañía de danza acompañando a orquestas como la Sinfónica de Xalapa, Sinfónica Juvenil “Daniel Ayala” del puerto de Veracruz, la Orquesta de Guitarras de Xalapa, la Big Band de México y la Orquesta Universitaria de Música Popular de la UV.

Notas al programa

La Música En España

Pocos países europeos cuentan con una tradición musical tan rica y extensa como España. Una buena parte se fundamenta en la variedad de culturas que aportaron su impronta en la historia de la península. Romanos, visigodos, árabes, judíos y cristianos; todos contribuyeron con sus elementos artísticos para la forja de lo que sería, con el paso del tiempo, un resplandeciente crisol de formas y estilos. Por añadidura, no fueron pocos los compositores que seleccionaron libretos cuya trama se desarrolla en alguna ciudad española y entre los títulos más reconocidos se cuentan “Las bodas de Fígaro” y “Don Giovanni” de Mozart, “Fidelio” de Beethoven, “El barbero de Sevilla” de Rossini y “Carmen” de Bizet, por citar sólo algunas. Una de las más sorprendentes manifestaciones típicamente ibéricas se dio durante los siglos XVII y XVIII, con la aparición de la zarzuela, forma singularmente ligera a la que se ha definido como “hermana menor” de la ópera, mientras que el período de transición entre los siglos XIX y XX vio surgir el talento de maestros como Isaac Albéniz, Joaquín Turina y Manuel de Falla; autores presentes en el programa que esta noche se ofrece.

Manuel De Falla (1876-1946)www.manueldefalla.com

Manuel De Falla (1876-1946)
“El amor brujo”, suite de ballet

Manuel de Falla decidió trabajar sobre un ballet dedicado a Pastora Imperio (1871-1979), después de escuchar varias leyendas propias de la tradición gitana que le narró la madre de esta “bailaora” de flamenco. El compositor regresaba de una estancia de siete años en París, con el propósito de trabajar sobre una música radicalmente nacionalista y apoyada en las formas del “cante jondo”, un estilo que llamaba poderosamente su atención. Así, con auxilio de María Lejárraga y Gregorio Martínez Sierra, se entregó a la tarea de trabajar sobre “El amor brujo”. La primera versión fue estrenada el 15 de abril de 1915, en el Teatro Lara en Madrid, con fría recepción por parte de público y crítica. Decidido a no dejar en el olvido su obra, Falla la revisó y amplió la formación orquestal para presentarla en París el 22 de mayo de 1926 con la orquesta dirigida por él mismo. La acogida fue ahora triunfal y a partir de entonces “El amor brujo” se estableció como una de las cúspides en la danza española, con el mérito de ser considerada el vínculo entre el neoclasicismo propio de la época y las tendencias de vanguardia. La historia narra las peripecias de Candelas, una joven que fue amante de un gitano celoso y posesivo. Al morir el novio, ella intenta relacionarse con Carmelo pero sus intenciones son interrumpidas por el espectro decidido a impedir que sea de alguien más. Ante este acoso y la necesidad de librarse del fantasma, no queda más que recurrir a los rituales mágicos. En compañía de otras gitanas y en el interior de una gruta, Candelas realiza conjuros, logra que aparezca el espectro y baila con él la “Danza del terror”, se ejecuta la “Danza ritual del fuego” y, finalmente, un beso apasionado entre los amantes logra ahuyentar definitivamente la maligna presencia. Candelas ya puede unirse con Carmelo mientras las campanas anuncian el advenimiento de un esplendoroso nuevo día.

Amadeo Vives (1871-1932)wikipedia.com

Amadeo Vives (1871-1932)
Fandango, de “Doña Francisquita”

Compositor catalán extraordinariamente prolífico, Amadeo Vives fue autor de más de un centenar de obras para la escena (entre óperas, operetas y zarzuelas). De su producción se destaca “Doña Francisquita”, zarzuela sobre un libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández Shaw, estrenada en febrero de 1923 en Madrid con gran éxito. Basada en la comedia de Lope de Vega “La discreta enamorada”, es también la adaptación de una historia tomada del “Decamerón” de Giovanni Boccaccio. La trama se desarrolla hacia finales del siglo XIX, y a través de sus personajes –todos ellos típicos de un Madrid románticamente idealizado– se nos describen las peripecias de la joven Francisquita enamorada en secreto de Fernando, quien a su vez pretende a Aurora “la Beltrana”, y un Don Matías (padre de Fernando) que quiere a Francisquita como esposa.


Isaac Albéniz (1860-1909)wikipdia.com

Isaac Albéniz (1860-1909)
Sevilla, de la “Suite española”

Compositor y pianista forjado bajo la guía de Felipe Pedrell, estudió también en el Conservatorio de Bruselas, del que egresó en 1879. La “Suite española” Op. 47 fue escrita originalmente para teclado hacia 1886, conformada fundamentalmente por una serie de temas que apuntan hacia diversas regiones y músicas de España. Se le considera música “nacionalista” aunque se distingue por su notorio refinamiento y personal estilizo. La serie muestra cuatro títulos originales (“Granada”, “Cataluña”, “Sevilla” y “Cuba”), con añadidos en ediciones posteriores. La pieza que esta noche se interpreta es una elegante y grácil sevillana que orquestó el director Rafael Frühbeck de Burgos (1933-2014).

Joaquín Turina (1882-1949)nsportal.ru

Joaquín Turina (1882-1949)
Orgía, de las “Danzas fantásticas” Op. 22

Musicólogo y compositor originario de Sevilla, se le observa actualmente como uno de los puntales en el nacionalismo musical español de la primera mitad del siglo XX. Con un estilo no despojado de influencias procedentes del impresionismo, en su listado creativo destacan “Danzas fantásticas”, partitura escrita en agosto de 1919 originalmente para piano. Poco después, hacia finales del mismo año, el mismo Turina trabajó sobre la transcripción orquestal, que fue estrenada en febrero de 1920 con la Filarmónica de Madrid bajo la batuta de Bartolomé Pérez Casas. Consta de tres fragmentos que son “Exaltación”, “Ensueños” y “Orgía”, todos inspirados en la obra literaria de José Más (1885-1941), amigo y paisano de Turina. La partitura se acompaña, en cada fragmento, de un epígrafe procedente de “La orgía” de Más, lo cual no significa relación directa con la obra literaria sino una cierta conexión con el espíritu coreográfico que de las mismas podría derivarse. El fragmento mayormente conocido es el tercero, “Orgía”, una farruca andaluza que presenta la siguiente anotación: “El perfume de las flores se confundía con el olor de la manzanilla, y del fondo de las estrechas copas, llenas de vino incomparable, como un incienso, se elevaba la alegría.”

Manuel De Falla (1876-1946)Fund. M. De Falla

Manuel De Falla (1876-1946)
“La vida breve”

Ópera en un acto que Falla escribió en 1905 para un concurso de la Real Academia de Bellas Artes de Madrid, aunque le hizo numerosas revisiones antes de presentarla por vez primera en noviembre de 1913, en el Teatro de la Ópera Cómica de París. Previamente había trabajado sobre algunas zarzuelas, pero consideraba que “La vida breve” era su primera obra realmente valiosa. Algunos críticos prefieren destacar que la música de Falla es la talentosa respuesta a un libreto malísimo, tan pésimamente ideado por Carlos Fernández Shaw que despertó comentarios de mordacidad destructiva. Uno de ellos decía que la muerte de la protagonista (irónicamente llamada Salud) no fue por causa de su amor mal correspondido sino por el argumento simplista y banal. Sin embargo su música recia, de singular belleza y enorme fuerza, logró superarlo todo para establecer esta ópera como una de las memorables realizaciones del género en nuestro idioma. La historia narra el enamoramiento de Salud hacia Paco, quien le engaña y está por casarse con una dama de clase alta. Cuando se consuma la boda, la joven reclama a Paco y toda la tensión acumulada hace sentir sus efectos. Al pronunciar el nombre del amado, la gitana cae sin vida a los pies del amante traicionero. El Intermezzo y las Danzas son notables fragmentos orquestales que aderezan la historia. El primero es una conmovedora descripción de la estampa nocturna de Granada, tan celebrada por poetas y músicos. Comienza a caer la noche, los techos y torres se ocultan en la oscuridad, al tiempo que el ámbito se llena de un fascinante hechizo. Viene después una frenética Danza, majestuoso ejemplo de la música española trasladada al contexto sinfónico. Es un cuadro de deslumbrante colorido y arrasador empuje, que muestra la habilidad del autor en el manejo de la orquestación.

“El sombrero de tres picos”

Esta es una más de las célebres obras de concierto que tuvieron su origen en el ballet y, por si fuera poco, como encargo del empresario de los Ballets Rusos en París, Sergei Diaghilev. Sabemos que el también promotor y coreógrafo estaba profundamente impresionado por “Noches en los jardines de España”, partitura para piano y orquesta de Falla que quiso convertir en ballet. El compositor se negó a entregarla para ese fin, aunque prometió generar algo susceptible de ser llevado a la coreografía. Fue así que recurrió a un cuento de Pedro Antonio de Alarcón denominado precisamente “El sombrero de tres picos”, que Falla deseaba convertir en ópera. La historia nos narra las peripecias de un corregidor donjuanesco y una molinera tan bella como sagaz en asuntos de amores. El proyecto de convertir esta historia en un drama operístico quedó solo en una farsa estrenada en el año 1917, y de la misma se derivó la partitura que el compositor entregó a Diaghilev en 1919. Como ballet, “El sombrero de tres picos” fue estrenado en Londres en 1919 con dirección de Ernest Ansermet. Desde su inicio logró un considerable éxito gracias a su música de giros andaluces aunque sumamente estilizados, a lo que el autor añadió un toque procedente de la escuela impresionista francesa. Esto convierte a la partitura en una obra de extraordinaria sutileza, combinada con la energía propia del folklor español. De la partitura completa ha cobrado enorme popularidad la serie de Danzas. Manuel de Falla nació en Cádiz y murió en el exilio, en Alta Gracia, Argentina. Su obra se distingue por la interesante síntesis de diversas corrientes presentes en el arte sonoro español, y sus páginas orquestales reviven el idealismo gótico, el espíritu castellano y la fascinación por Andalucía.

Jorge Vázquez Pacheco