PROGRAMA I

Primera Temporada 2020

ORQUESTA FILARMÓNICA DE
BOCA DEL RÍO

 

Jorge Mester
Director Artístico

Viernes 17 de enero 20:00 horas.
Foro Boca

PROGRAMA I

Edward Elgar
Variaciones «Enigma», Op.36
-I (L’istesso tempo) «C.A.E» (Caroline Alice Elgar)
-II (Allegro) «H.D.S.-P.» (Hew David Steuart-Powell)
-III (Allegretto) «R.B.T.» (Richard Baxter Townshend)
-IV (Allegro di molto) «W.M.B.» (William Meath Baker)
-V (Moderato) «R.P.A.» (Richard Penrose Arnold)
-VI (Andantino) «Ysobel» (Isabel Fitton)
-VII (Presto) «Troyte» (Arthur Troyte Griffiths)
-VIII (Allegretto) «W.N.» (Winifred Norbury)
-X (Intermezzo: Allegretto) «Dorabella» (Dora Penny)
-XI (Allegro di molto) «G.R.S.» (George Robertson Sinclair)
-XII (Andante) «B.G.N.» (Basil G. Nevinson)
-XIII (Romanza: Moderato) «***» (Lady Mary Lygon)

Duración aproximada: 29 minutos

Ludwig Van Beethoven
Triple concierto en Do mayor para violín, violonchelo, piano y orquesta, Op.56
-Allegro
-Largo
-Rondo alla polacca

Duración aproximada: 35 minutos

Solistas:
Erika Dobosiewicz, Violín
Barbara Piotrowska, Violonchelo
Józef Olechowski, Piano

Jorge Mester, Director artístico

Jorge Mester

Jorge Mester
Director artístico de la Orquesta Filarmónica de Boca del Río

El maestro mexicano Jorge Mester es reconocido internacionalmente como un director de primer nivel, respetado por la excelencia y prominencia que aporta a toda organización que dirige.
   En julio de 2006, fue invitado a regresar como Director Musical de la Orquesta de Louisville, cargo que ocupó con anterioridad durante doce años (1967-1979). Ha sido Director Musical de la Sinfónica de Pasadena durante veinticinco años (1985-2010) y Director Musical de la Filarmónica de Naples (2004-2012).
Mester es también Director Laureado del prestigioso Festival de Música de Aspen, que encabezó como Director Musical durante veintiún años a partir de 1970-1991. Como académico, se desempeñó como director del Departamento de Dirección de la Juilliard School, en Nueva York, durante la década de 1980.
   Fue Director Titular de la Orquesta Sinfónica de West Australia, en Perth, y Director Principal invitado tanto de la Adelaide Symphony como de la St. Paul Chamber Orchestra. Fue Director Artístico de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México entre 1998 y 2002. Anteriormente, como Director Musical impuso su sello único en el Festival Casals de Puerto Rico.
Como director invitado se ha presentado al frente de la Boston Symphony Orchestra, Philadelphia Orchestra, Royal Philharmonic Orchestra de Londres, New York City Opera, Orquesta Sinfónica de Ciudad del Cabo, Orquesta de Cámara de Lausana (Suiza), Ópera de Sídney, Festival de Spoleto y la Washington Opera, por mencionar solo algunas.
   En 1985 recibió el prestigioso Premio Ditson de dirección orquestal, que otorga la Universidad de Columbia por el impulso a la música americana. Otros ganadores de los premios Ditson incluyen a Leonard Bernstein, Eugene Ormandy y Leopold Stokowski.
Ha sido profesor de varias generaciones de directores, incluyendo a James Conlon, Dennis Russell Davies, Andreas Delfs, JoAnn Falletta y John Nelson. Además, ha impulsado desde el inicio de sus carreras a artistas que hoy cuentan con un sólido prestigio internacional como Midori, Renée Fleming, Nadja Salerno-Sonnenberg, Cho-Liang Lin y Robert McDuffie.
   Como reconocimiento a su elogiable labor y notable trayectoria, se ha impuesto su nombre a la Sala Principal del Foro Boca.

Erika Dobosiewicz

Erika Dobosiewicz
Violinista

Originaria de Varsovia (Polonia), se graduó con mención honorífica del Conservatorio Federico Chopin, en Varsovia, y es posgraduada del Conservatorio Real de Música, en Gante, Bélgica. Era una niña cuando ganó el Concurso Estatal «Ruth Railton» de Varsovia.
    En el campo de la música de cámara obtuvo los más altos premios en concursos y festivales internacionales, como de Schleswig-Holstein y Bayreuth, en Alemania; el Concurso Internacional de Música de Cámara en Lodz, Polonia, y el Festival «Maurice Ravel» en Saint Jean de Luz, Francia, entre otros. Participó en el Concurso «Tadeusz Wronski» de Varsovia (1990); las ediciones X y XI del Concurso Internacional «Henryk Szeryng» en Toluca, México (1992), en los que fue galardonada con los más altos honores.
    Como solista y con grupos de cámara se ha presentado en Europa, Japón, América del Sur y Canadá. Ha desarrollado una gran actividad como solista con las principales orquestas de su país natal, además de la Sinfónica de Radio Berlín y Sinfónica de Oshawa-Durham, en Canadá. Con el Cuarteto de Cuerdas Gemmeus, del que es Primer violín, se ha presentado en los principales festivales internacionales de la República Mexicana. También participó en el Festival Internacional «Johann Sebastian Bach» en Trujillo, Perú, donde presentó la obra para violín solo de Bach y fue solista con las orquestas Filarmónica de Trujillo y Sinfónica Nacional del Perú.
    En México se ha presentado en los escenarios más importantes con la Filarmónica de la Ciudad de México, Sinfónica Nacional, Sinfónica Carlos Chávez, de Cámara de Bellas Artes, de Cámara de Morelia, Sinfónica de Chihuahua, Sinfónica de la Universidad de Guanajuato, Sinfónica de Xalapa, Filarmónica de Querétaro, Filarmónica de Nuevo León, Sinfónica de Michoacán, del Festival Mozart-Haydn y «Capella Puebla», bajo la batuta de destacados directores como Jorge Mester, Carlos Miguel Prieto, Herrera de la Fuente, Enrique Bátiz, Grzegorz Nowak, José Luis Castillo, José Guadalupe Flores, Jesús Medina, Kazem Abdullah, Howard Shelley, Horacio Franco, Thomas Sanderling, James Paul y Yehudi Menuhin, entre otros.
    Entre 2007 y 2010 fue Concertino de la Sinfónica Nacional de México. Su discografía incluye un álbum que contiene las tres sonatas para violín y piano de Johannes Brahms con Edward Wolanin; el Concierto «Per la solennità di San Lorenzo» de Vivaldi bajo la batuta de Horacio Franco; la obra completa de Franz Schubert para violín y piano con el pianista Alexandr Pashkov y el Concierto para violín de Ponce con la Filarmónica de Querétaro bajo la dirección de José Guadalupe Flores.

Bárbara Piotrowska

Bárbara Piotrowska
Violonchelista

Artista de contundente eficiencia, se presenta regularmente en las series de música de cámara de la Filarmónica de Berlín. Ha actuado en Polonia, en toda Europa y en México con orquestas como la Filarmónica de Varsovia, Filarmónica de Colonia, Concertgebouw de Ámsterdam, Filarmónica de San Petersburgo, Real Círculo Artístico de Barcelona, Ópera Nacional de Varsovia y del Teatro di San Carlo de Nápoles. También ha actuado en la Spiegelsaal de Berlín y ha colaborado con artistas tan importantes como Yo-Yo Ma, Krystian Zimerman, Jerzy Semkow, Andrea Bocelli y Krzysztof Penderecki. Ha sido invitada a festivales internacionales como el Schleswig Holstein, Ludwig van Beethoven Easter, Internacional Paderewski, Termoli Musica, de Bellagio y Lago Como (Italia) y Verita Nostra «Voces en la oscuridad» de Varsovia.
    Es graduada de la Universidad Chopin de Varsovia, después de estudiar con el profesor Andrzej Orkisz. Ha sido ganadora de Primer premio en numerosos concursos, en Polonia y en el extranjero; obtuvo Primer lugar y dos premios especiales en el Concurso Internacional de Música de Cámara «Kiejstut Bacewicz», en Łódź; el Gran Premio y un premio especial por la mejor interpretación de una obra por Pierre Lantier en el Concurso Internacional de Interpretación «Pierre Lantier» de París, así como el Primer premio en el Concurso Internacional de Música de Cámara «Max Reger» en Sondershausen y el Primer lugar en el Concurso Nacional «Johann Sebastian Bach» en Zielona Góra, Polonia.
    Piotrowska ha realizado numerosas grabaciones para la Televisión Polaca (TVP), la Radio de Polonia y firmas discográficas. Tomó parte en la grabación CD de una obra raramente interpretada: el Cuarteto para cuatro violonchelos de Grażyna Bacewicz, así como en «La muerte y la doncella» de Schubert y el Cuarteto en Fa menor Op. 80 de Mendelssohn. En 2016 participó en el estreno mundial de los cuartetos de Joaquim y Gaspar Cassadó con el Cuarteto de Cuerdas Ighome, en Barcelona. Actualmente prepara para registro en CD los Tríos con piano de Beethoven y Schubert.
    Desde 2010, la maestra Piotrowska ha sido miembro de la Orquesta de Cámara de Radom. También ha realizado actuaciones especiales en orquestas como Sinfonía Varsovia, Sinfónica de la Radio Polaca, Deutsche Symphonie Orchester de Berlín y Filarmónica de Cámara Polaca. Fue profesora del instrumento en la Escuela de Música Chopin de Varsovia.
    Es actualmente Violonchelo Principal en la Orquesta Filarmónica de Boca del Río e interpreta en un instrumento histórico, construido por Carlo Giuseppe Testore en 1703.

Józef Olechowski

Józef Olechowski
Pianista

Nacido en Polonia, reside en México desde hace casi cuatro décadas. Inició sus estudios musicales a los cinco años de edad bajo la dirección de su padre, y más tarde cursó estudios superiores de piano en la Academia Szymanowski de Katowice. Recibió por dos años consecutivos la beca de la Sociedad Chopin de Varsovia.
    Radicado en México, ganó el IV Concurso Nacional de Piano en Puebla y más tarde concluyó, con mención honorífica, la Maestría en Composición en la Universidad Veracruzana. En 1988, el periódico Claridades lo nombró «Mejor pianista extranjero residente en México». Ha tenido una intensa actividad como recitalista, concertista, músico de cámara y acompañante de solistas y coros, ofreciendo conciertos y recitales en Europa, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Centroamérica, Colombia y México.
    Se ha presentado como solista con las principales orquestas de nuestro país: Sinfónica Nacional, Carlos Chávez, Xalapa, Yucatán y Aguascalientes, Filarmónica de la Ciudad de México y de Cámara de Bellas Artes, así como en varias ediciones del Festival de Piano «En blanco y negro». Participa frecuentemente en los festivales nacionales e internacionales más importantes como el Cervantino de Guanajuato, en Morelia, «Alfonso Ortiz Tirado» de Sonora, Zacatecas, Centro Histórico de la Ciudad de México, Guadalajara, Tamaulipas y La Paz. Su particular interés y activa participación en el rescate y difusión de la música mexicana para piano se ha visto reflejada en la grabación de más de cuarenta CD, entre los que destacan cuatro volúmenes que contienen la obra completa de Ernesto Elorduy, así como los dos volúmenes dedicados a la música de cámara de Manuel M. Ponce, con los que obtuvo el premio de la Unión de Cronistas de Teatro y Música.
    Imparte cursos de perfeccionamiento en Inglaterra, Polonia, Japón, Estados Unidos y México, y es maestro residente desde que se inició el Festival Instrumenta Oaxaca. Recientemente fue distinguido por segunda ocasión como Intérprete con Trayectoria por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Desde 1990 es fundador y director artístico de la Sociedad Cultural Federico Chopin de México, AC.
    También ha desarrollado una importante carrera como compositor y director de orquesta en Estados Unidos, Inglaterra y México, y la editorial alemana Schott & Co. ha publicado tres volúmenes con obras de su autoría.

Notas al programa

Edward Elgar (1857-1934)bbc.co.uk

Edward Elgar (1857-1934)
«Variaciones Enigma»

Nacido en las cercanías de Worcester, Edward Elgar fue el primer compositor inglés que asumió el compromiso de elaborar una obra con rasgos personales e independientes hasta ubicarse como el impulsor del renacimiento musical en la Inglaterra del siglo XX. Aunque de él son célebres algunas buenas partituras como las marchas «Pompa y circunstancia», el estudio sinfónico «Falstaff», los Conciertos para violín y para violonchelo, así como el oratorio «El sueño de Geroncio», la obra que cimentó su trascendencia es la serie de Variaciones que nos ocupa. Fue estrenada en Londres, el 19 de junio de 1899 con la orquesta dirigida por Hans Richter.
    Sabemos que la idea inicial para estas Variaciones surgió de un tema casualmente interpretado al piano por Elgar, con dedicatoria a su esposa. Al resultar del agrado de ella, hizo extensivo el ejercicio hacia amigos y conocidos, mediante melodías que les identificasen o funcionaran como un retrato musical. Pero no fue bien recibida por la crítica, ya que se le contempló como sólo una sucesión de piezas breves y carentes de definida idea. Esa idea privó durante muchos años y, por añadidura, el autor se negó a revelar sus motivaciones y los detalles relacionados con su obra, todo lo cual fue descubierto solo hasta después de su muerte. De este modo, cada una de las variaciones que siguen al tema inicial se relaciona con los siguientes personajes:

1.- Caroline Alice, esposa del compositor.
2.- Hed David Stuart Powell, amigo pianista con quien Elgar se reunía frecuentemente.
3.- Richard Baxter Townsend, actor conocido del compositor.
4.- William Neath Baker. Otro conocido del músico.
5.- Richard Penrose Arnold, hijo del poeta Matthew Arnold.
6.- Una ejecutante de viola de apellido Fitton.
7.- Arthur Troyte Griffith, amigo del músico.
8.- Winnifred Norbury, otra conocida del autor.
9.- Con clara alusión a la sonata «Patética» de Beethoven, señala a otro amigo de Elgar.
10.- Dora, amiga a quien impuso el sobrenombre tomado de la ópera «Così fan tutte», de Mozart
11.- George Robinson Sinclair, organista conocido de Elgar.
12.- Basil Nevinson, intérprete de violonchelo.
13.- Mary Lygon, conocida que realizaba un viaje por mar cuando Elgar quiso pedir autorización para emplear sus iniciales.
14.- El propio compositor. «Edu» era el sobrenombre que su esposa utilizaba él.

El tiempo ha establecido a las «Variaciones Enigma» como una obra de notable originalidad y soberbio alcance expresivo, con lo que quedó del todo desvirtuada la idea de que se trataba de sólo una sucesión de breves e intrascendentes temas.

Ludwig Van Beethoven(1770-1827)wikipedia.org

Ludwig Van Beethoven (1770-1827)
Triple concierto para violín, violonchelo, piano y orquesta

Esta obra fue escrita entre 1804 y 1805, cuando la producción de Beethoven alcanzaba el período de madurez plena y, al mismo tiempo, el compositor advertía la preocupante magnitud de su sordera. El Triple concierto fue concebido casi al mismo tiempo que la sonata «Appassionata», otra de las creaciones representativas en el derrotero del autor, enriquecida lo mismo por frases de profundo pensamiento y línea melódicas resplandecientes, como de intenso y lacerante dramatismo.
    Aquí los instrumentos solistas son tratados con mano firme y sin vacilación alguna. Beethoven tuvo buen cuidado de imprimir a las líneas de cada uno de ellos un carácter peculiar, lo que remarca su sorprendente fusión en trío. La orquesta no se limita al simple acompañamiento o al «ropaje» superficial, ya que las melodías y armonías procedentes del conjunto instrumental enriquecen de forma atractiva el delicado tapiz sonoro. Beethoven manejó aquí el ideal barroco del Concertino, como pequeño grupo instrumental que actúa en calidad de solista colectivo, aunque también son de destacarse las breves y sustanciosas intervenciones de cada uno de los solistas en particular. Por otro lado, no dejan de causar admiración las soluciones que Beethoven encontró para el ordenamiento y manejo de la forma, así como para la resolución de un material temático dividido en cuatro partes, una por cada entidad interpretativa.
    También es de tenerse en cuenta que, con toda la luminosidad que le es propia, el Triple concierto no es sencillo de interpretar. La serie de dificultades técnicas que presenta sólo puede resolverse con un conjunto sinfónico de amplios alcances, un director profundamente identificado con el espíritu beethoveniano y un eficiente trío de solistas cuyo virtuosismo permita la adecuada resolución de la intensidad estética de Beethoven. Debido a todo lo anterior, esta partitura no se ejecuta con frecuencia.
    Los datos históricos nos permiten una evaluación de la estatura artística de los músicos para quienes fue escrita la obra. Uno fue el archiduque Rodolfo, clérigo y hermano menor del emperador de Austria; músico que interpretaba al piano de manera virtuosa y componía eficientemente. Otras fuentes citan la posibilidad de que haya sido el propio Beethoven el solista en el teclado. El violinista fue Carl August Saidler, instrumentista de la orquesta del príncipe Lobkowitz de quien no existen muchos datos históricos, aunque se sabe era un músico de notoria capacidad.
El violonchelista fue el maestro bohemiano Anton Kraft, un culto estudioso de la Filosofía y el Derecho para quien Franz Joseph Haydn había escrito su Concierto en Re mayor. Kraft dejó una profunda huella histórica que nos indica que tocó al lado de Mozart y participó como músico de fila en la orquesta que estrenó la Séptima sinfonía y «La victoria de Wellington» del propio Beethoven. El Triple concierto de Ludwig van Beethoven se estrenó en uno de los conciertos ofrecidos en el palacio de Augarten, en Viena, en mayo de 1808.

Sígenos en:

Instagram
instagram.com/orquestadeboca